COVID-19 cases are at an all-time high. It's more important than ever to wear a mask, keep your distance, and download the COVID Alert PA app. More on COVID-19 in Pennsylvania.

COVID-19 cases are at an all-time high. It’s more important than ever to wear a mask, keep your distance, and download the COVID Alert PA app. More on COVID-19 in Pennsylvania.

Consideraciones del Gobernador Wolf del 11 de mayo sobre mantener el rumbo, cumplir con la ley

May 11, 2020

En el día de la hoy, el Gobernador Tom Wolf realizó una actualización para el público sobre la respuesta del estado a la pandemia de COVID-19. Recordó a los residentes de Pennsylvania que debemos mantener el rumbo y cumplir con la ley para combatir el virus mortal. Las consideraciones que ha preparado son las siguientes:

Nosotros, los residentes de Pennsylvania, estamos luchando por nuestras vidas.

El enemigo es un virus mortal cuyo objetivo es destruirnos. En los últimos dos meses, este enemigo ha infectado a casi 60,000 de nuestros conciudadanos. Mató a casi 4,000 de nosotros: nuestros seres queridos, nuestros amigos, nuestros vecinos.

Ha amenazado con saturar nuestro sistema de atención médica. Y no ha terminado con nosotros.

Sin embargo, durante el fin de semana pasado, algunos decidieron rendirse ante este enemigo. Se trata de políticos que fueron elegidos para servir a sus conciudadanos. Otros son dueños de empresas que han decidido atender a sus clientes poniéndolos en peligro. Estas personas están eligiendo desertar frente al enemigo.

En medio de una guerra que nosotros, los residentes de Pennsylvania, estamos ganando y debemos ganar.

Permítanme compartir algunos hechos con ustedes.

Por cierto, estamos mostrando señales de éxito en esta lucha. Hemos comenzado a aplanar la curva de las infecciones en muchas partes del estado. Por ese motivo, 24 condados ya han pasado a la zona amarilla. Y 13 más pasarán a la zona amarilla el viernes. ¡Eso es más de la mitad de los condados del estado!

Mientras tanto, hemos ganado un tiempo valioso. Significa que no hemos saturado a nuestros sistemas de atención médica. Significa que hemos hecho un mejor trabajo al proporcionar a nuestros heroicos trabajadores de atención médica de primera línea los materiales que necesitan para pelear en esta lucha mortal. Significa que le hemos dado tiempo a nuestra economía para aumentar el suministro de pruebas para mejorar nuestras posibilidades y un día vencer a este enemigo.

Pero la lucha aún no ha terminado. Y este no es momento de rendirse.

Hemos luchado contra este enemigo mortal de la mejor manera posible. Esta guerra ha llamado a la lucha a todos los residentes de Pennsylvania. Y lo hemos hecho heroicamente. Se trata de un nuevo tipo de heroísmo. En muchos sentidos, un heroísmo tranquilo. Pero un heroísmo al fin.

Nosotros, los residentes de Pennsylvania, nos hemos sacrificado de formas que nunca podríamos haber imaginado. Nos hemos separado de nuestras familias. Nos hemos aislado en nuestros hogares. Hemos cerrado nuestras empresas. Hemos cerrado nuestras escuelas.

Esos actos heroicos merecen cumplirse sin rendirnos y manteniendo el rumbo. Y eso es exactamente lo que pretendo hacer.

Aquellos políticos que deciden ceder ante este coronavirus necesitan entender las consecuencias de sus actos cobardes.

Los fondos que hemos reservado para ayudar a combatir esta crisis se destinarán a las personas que están haciendo su parte. Eso incluye nuestra financiación de la Ley CARES, que se utilizará para apoyar a los condados que siguen las órdenes para evitar la propagación, y a las comunidades médicas que están tratando a los pacientes. Sin embargo, otros fondos discrecionales no irán a los condados que nos ponen a todos en riesgo al operar ilegalmente.

Los políticos que urgen a las empresas a arriesgar la vida de sus clientes o sus empleados abriendo prematuramente necesitan comprender que tienen un comportamiento egoísta e inseguro.

Dueños de empresas: Estos políticos los ponen en riesgo de perder su certificado del departamento de salud. Los ponen a ustedes, dueños de empresas, en riesgo de perder su licencia de venta de bebidas alcohólicas. Los ponen a ustedes, dueños de empresas, en riesgo de perder su certificado de ocupación. Todo esto depende de que hagan todo lo posible para mantener a sus patrones seguros. Y al abrir antes de que la evidencia sugiera que deberían poder hacerlo, corren riesgos indebidos con la seguridad de los clientes.

Eso no es solo moralmente incorrecto. También es un muy mal negocio.

Las empresas que satisfacen los caprichos de los políticos locales e ignoran la ley y el bienestar de sus clientes probablemente se encuentren sin seguro. Porque las compañías de seguro no cubren las cosas que les suceden a las empresas que infringen la ley.

Permítanme ser claro: Los empleados que temen por su seguridad porque una empresa abrió ilegalmente no tienen la obligación de ir a trabajar. En cambio, pueden quedarse en casa, mantenerse a salvo y cobrar los beneficios de desempleo.

Finalmente, los políticos que alientan a abandonar la lucha a las mismas personas que los eligieron para gobernar están actuando de la manera más cobarde.

Este no es momento de darse por vencido. No es momento de rendirse. Es momento de volver a dedicarnos a la tarea de vencer a este virus.

El punto es que estamos peleando una guerra que ha tomado la vida de demasiadas personas. Estamos ganando la guerra, pero no es fácil. Nos exige sacrificio. Nos exige una clase de heroísmo que nunca antes nos habíamos imaginado. Y exige que peleemos esta guerra todos juntos.

Nos lo debemos a nosotros mismos. Nos los debemos el uno al otro. Tengo la intención de seguir luchando. Y creo que la inmensa mayoría de mis conciudadanos de Pennsylvania también tienen la intención de seguir luchando. Y con esa unidad, sé que podemos ganar.

Gracias.

Ver esta página en inglés.

SHARE Email Facebook Twitter

Sign up for Governor Wolf's newsletter.

Sign up for Governor Wolf's newsletter.