Learn more about the coronavirus (COVID-19) outbreak and connect with resources for Pennsylvanians.

Learn more about the coronavirus (COVID-19) outbreak and connect with resources for Pennsylvanians.

El Gobernador Wolf anuncia la reapertura de 24 condados a partir del 8 de mayo

May 01, 2020

Tras evaluar los beneficios económicos y los riesgos para la salud pública, el Gobernador Tom Wolf anunció hoy la reapertura de 24 condados en las regiones noroeste y centro-norte del estado, que pasarán de rojo a amarillo a partir de las 12:01 a.m. del viernes 8 de mayo.

“En los últimos dos meses, los residentes de Pennsylvania de todos los rincones de nuestro estado han actuado colectivamente para detener la propagación de la COVID-19”, dijo el Gobernador Wolf. “Hemos visto cómo se estabilizaron los números de casos nuevos en todo el estado y aunque todavía tenemos áreas donde se están produciendo brotes, también tenemos muchas áreas que tienen pocos casos nuevos o ninguno”.

Condados que pasan a la fase amarilla de reapertura
Los 24 condados que pasarán de rojo a amarillo el 8 de mayo son: Bradford, Cameron, Centre, Clarion, Clearfield, Clinton, Crawford, Elk, Erie, Forest, Jefferson, Lawrence, Lycoming, McKean, Mercer, Montour, Northumberland, Potter, Snyder, Sullivan, Tioga, Union, Venango y Warren.

Se consideró que estos condados estaban listos para pasar a una reapertura, o fase amarilla, debido a los bajos recuentos de casos per cápita, la capacidad de realizar el rastreo de contactos y las pruebas, y la densidad de población adecuada para contener la propagación del virus en la comunidad.

Proceso de decisión
La administración se asoció con la Carnegie Mellon University (CMU) para crear una Herramienta de apoyo a la decisión basada en los riesgos que permite a los encargados de tomar decisiones lograr un equilibrio entre maximizar los resultados de nuestra economía al tiempo que minimizan los riesgos para la salud pública.

La herramienta de la CMU analizó las incidencias de los factores de riesgo, como el número reportado de casos de COVID por población de un área; capacidad de camas en la UCI y en áreas médico-quirúrgicas; densidad de la población; población mayor de 60 años; reapertura del riesgo de contacto, como el número de trabajadores empleados en un sector de la industria actualmente cerrado.

Se analizaron las métricas de la CMU junto con la capacidad del condado o la región para realizar las pruebas y el rastreo de contactos para mantener la salud pública sólida como prioridad.

El Departamento de Salud desarrolló pruebas y planes de seguimiento de contactos que aportaron información a la hora de tomar las decisiones en el día de hoy y que se utilizarán para tomar decisiones en el futuro. Los factores incluyen: tener suficientes pruebas disponibles para las personas con síntomas y las poblaciones objetivo, como aquellas de alto riesgo, el personal médico y los socorristas, y la capacidad de realizar una investigación de casos sólida y tener una infraestructura de rastreo de contactos que pueda identificar rápidamente un brote para emitir toda orden de aislamiento y cuarentena necesaria.

Todas las decisiones de reapertura siguen los seis estándares descritos en el plan del Gobernador para reabrir Pennsylvania. Estos incluyen cumplir con:

  • Criterios basados en información y cuantificables para impulsar un enfoque regional dirigido y basado en evidencias para la reapertura.
  • Guías y recomendaciones claras para empleadores, individuos, centros médicos y proveedores médicos con el fin de garantizar la rendición de cuentas.
  • Equipos de protección personal adecuados y disponibles y pruebas de diagnóstico.
  • Un programa de monitoreo y vigilancia que permita al estado implementar medidas rápidas de contención o mitigación.
  • Protecciones para poblaciones vulnerables, como limitaciones a los visitantes en centros de servicios de atención conjunta y cárceles.
  • Limitaciones a grandes reuniones no relacionadas con ocupaciones.

“Nuestro objetivo desde que esta pandemia se identificó por primera vez en Pennsylvania ha sido salvar vidas y garantizar que el sistema de salud pública no se vea saturado por las personas con COVID-19”, dijo la Dra. Rachel Levine, Secretaria del Departamento de Salud. “Nuestros planes de seguimiento de contactos y pruebas garantizarán que a medida que comencemos a reanudar nuestras actividades cotidianas, podamos hacerlo de manera segura y sin temor”.

Si bien tanto el Gobernador Wolf como la Dra. Levine advirtieron que no tenemos la certeza de la ruta del virus, todas las decisiones sobre la reapertura parcial se ven impulsadas en primer lugar por priorizar la salud y la seguridad de los residentes de Pennsylvania.

Definición de la fase amarilla
A medida que las regiones o los condados pasan a la fase amarilla, se aliviarán algunas restricciones en el trabajo y la interacción social, al tiempo que otras, como el cierre de escuelas, gimnasios y otros centros de recreación en lugares cerrados, salones de belleza y manicura, igual que las limitaciones en torno a las grandes reuniones, permanecen vigentes.

El lunes 4 de mayo, la administración dará a conocer la guía para las empresas autorizadas a reabrir el 8 de mayo en estos 24 condados. La guía se está desarrollando a través de la colaboración con los condados afectados, Team PA, el Departamento de Salud, la Agencia de Manejo de Emergencias de Pennsylvania, el Departamento de Desarrollo Comunitario y Económico y el Departamento de Trabajo e Industria, entre otros. La guía se desarrollará en base a la seguridad existente y las órdenes de seguridad en edificios emitidas en abril.

Restricciones respecto del trabajo y la congregación

  • El teletrabajo debe continuar cuando sea factible
  • Las empresas con operaciones en persona deben seguir las órdenes de seguridad para las empresas y los edificios
  • El cuidado infantil se abre conforme a la guía
  • Las restricciones para los servicios de atención conjunta y las prisiones siguen vigentes
  • Las escuelas permanecen cerradas para la instrucción en persona

Restricciones sociales

  • Se levanta el orden de quedarse en casa para una mitigación agresiva
  • Las reuniones grandes de más de 25 personas están prohibidas
  • La venta minorista en persona está permitida, se prefiere la entrega en la acera y el envío
  • La recreación en lugares cerrados, centros de salud y bienestar y servicios de cuidado personal (como gimnasios, spas, salones de belleza, salones de manicura y otras entidades que ofrecen terapia de masaje), y todos los entretenimientos (como casinos, teatros) permanecen cerrados
  • El funcionamiento de restaurantes y bares se limita al consumo para llevar o para envío

Todas las empresas no mencionadas específicamente como restringidas de la reapertura pueden reabrir si siguen la próxima guía.

Próximos pasos
El Gobernador Wolf destacó la necesidad de que todos los residentes de Pennsylvania ahora, más que nunca, asuman la responsabilidad personal de sus actos.

“Cada contacto de persona a persona es una oportunidad para que el virus se propague. Por lo tanto, más contactos significan una mayor probabilidad de un brote”, dijo Wolf. “Si vemos que se produce un brote en una de las comunidades que ha pasado a la fase amarilla, tendremos que tomar medidas rápidas y volver a la fase roja hasta que el nuevo recuento de casos vuelva a caer. Por lo tanto, los residentes de Pennsylvania que viven en un condado que ha pasado a la fase amarilla deberían continuar considerando seriamente las consecuencias de sus acciones”.

Dentro de algunas semanas se considerará la reapertura de los condados que permanecen bajo la orden de quedarse en casa a medida que el estado continúa monitoreando detenidamente las métricas y colaborando con la CMU, los expertos en salud y los condados.

El plan completo de la reapertura está disponible aquí.

SHARE Email Facebook Twitter

Sign up for Governor Wolf's newsletter.

Sign up for Governor Wolf's newsletter.