Gobernador Wolf: El Departamento Correccional establecerá un Programa Temporal para Suspender las Condenas de Encarcelamiento

April 10, 2020

En virtud de la autoridad que le otorgó la Constitución de Pennsylvania y el Código de Servicios de Manejo de Emergencias, el Gobernador Tom Wolf ordenó hoy a los funcionarios del Departamento Correccional que establezcan un Programa Temporal para Suspender las Condenas de Encarcelamiento para ayudar al departamento en la transferencia de las personas calificadas a centros correccionales comunitarios o al confinamiento en el hogar en medio de la pandemia de COVID-19.

La Administración Wolf continúa tomando todas las medidas posibles para ayudar a detener la propagación de la COVID-19 y solicita a todos los residentes de Pennsylvania que hagan lo mismo. Estas medidas, que incluyen las del sistema correccional estatal, salvarán vidas, ayudarán a detener la propagación del virus y evitarán abrumar a nuestro sistema de atención médica que ya está sobrecargado.

“Podemos reducir nuestra población carcelaria no violenta y dejar menos reclusos en riesgo de contraer la COVID-19 al tiempo que mantenemos la seguridad pública con este programa”, dijo el Gobernador Wolf. “Me complace ordenar al Departamento Correccional que comience el proceso para liberar a los reclusos vulnerables y no violentos que estén en las fechas de recuperar la libertad o próximos a ellas de manera organizada para mantener la supervisión luego de la liberación y garantizar que todos los que se reinsertan en la sociedad tengan hogar y planes médicos”.

El Programa Temporal para Suspender las Condenas de Encarcelamiento solo se aplica a los reclusos de prisiones estatales que han sido identificados como no violentos y que de otro modo reunirían los requisitos para ser liberados dentro de los próximos 9 meses o que se consideran en alto riesgo de sufrir complicaciones a causa del coronavirus y están dentro de los 12 meses de recuperar la libertad.

“Así como todos en la comunidad están lidiando con la COVID-19, el sistema penitenciario estatal está haciendo lo mismo”, dijo el Secretario del Departamento Correccional, John Wetzel. “Debemos reducir nuestra población de reclusos para poder manejar este virus. Sin este programa temporal, estamos arriesgando la salud, y potencialmente la vida, de los empleados y los reclusos. Podemos poner en libertad a estas personas de manera segura en la comunidad para reducir su vulnerabilidad y permitir que el departamento maneje la COVID-19 con éxito.

“Al no contar con ninguna legislación actual, trabajamos teniendo presente que la legislación futura podría avanzar en mayor medida en base a estos esfuerzos”.

Hasta hoy a la mañana, se registraban 11 casos de COVID-19 en la prisión SCI Phoenix en el condado de Montgomery, pero la preocupación por la propagación de la enfermedad a otros correccionales es un motivo para la liberación acelerada de los reclusos que reúnen los requisitos.

Según el programa de suspensión temporal, aproximadamente 1,500 a 1,800 reclusos podrían ser liberados, aunque dados los retos que implica la reinserción para poder garantizar la conexión con la atención médica y el sistema de salud conductual, la vivienda y la seguridad alimentaria, el número probablemente será menor.

Los reclusos vulnerables incluirán a los que tienen 65 años o más; toda persona con un trastorno autoinmune; reclusas embarazadas; toda persona con una afección grave y crónica, como enfermedad cardíaca, diabetes, enfermedad respiratoria crónica, trasplante de médula ósea o de órganos, obesidad severa, enfermedad renal, enfermedad hepática [y] cáncer; u otra afección que los coloca en mayor riesgo de sufrir complicaciones por el coronavirus según lo definido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las liberaciones podrían comenzar tan pronto como el martes 14 de abril.

El Secretario Wetzel enfatizó que se ha desarrollado un componente completo para la reinserción de manera de garantizar que los reclusos tengan éxito.

“Si bien necesitamos liberar a los reclusos para protegerlos y darnos espacio para mitigar el impacto del virus en nuestro sistema, también sabemos que necesitamos preparar a los reclusos para la liberación”, dijo el Secretario Wetzel. “Nuestros planes de reinserción incluirán varios días de planificación de la liberación con el recluso para prepararlo y conectarlo con los programas de tratamiento en la comunidad, el transporte al momento de la liberación y una evaluación médica completa para garantizar que no liberemos a los reclusos enfermos. También les proporcionaremos el suministro correspondiente de medicamentos y los conectaremos con proveedores médicos en la comunidad”.

Mientras que las personas tengan la suspensión temporal de sus condenas, serán monitoreadas de manera similar a las personas en libertad condicional y supervisadas por agentes de libertad condicional. Luego de la expiración de la orden, las personas serían devueltas a la prisión para completar el resto de sus condenas.

Se puede encontrar una copia de la orden del Gobernador como PDF aquí o en Scribd.

Encuentre la última información, que incluye un panel diario, sobre los esfuerzos del DOC para enfrentar la COVID-19 aquí.

Encuentre la información más reciente sobre el coronavirus aquí.

Ver esta página en inglés.

SHARE Email Facebook Twitter