La Administración Wolf emite una declaración en apoyo de la orden de la jueza federal de liberar a los niños migrantes del Centro Residencial del condado de Berks

June 27, 2020

La Administración Wolf emitió la siguiente declaración en apoyo del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en relación con el fallo de la jueza Dolly M. Gee del Distrito Central de California el viernes que ordena la liberación de los niños migrantes detenidos en los tres centros de detención familiar del país, incluido el Centro Residencial del condado de Berks en Leesport, condado de Berks:

La Administración Wolf aplaude la orden de una jueza federal anunciada el viernes por la noche que tiene el fin de liberar a los niños detenidos con sus padres en el Centro Residencial del condado de Berks en el condado de Berks y otros dos centros federales de detención de inmigrantes operados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU. El Gobernador Wolf ha sido claro y coherente al oponerse al uso de las instalaciones como centro de detención familiar.

Las familias, en especial aquellas con niños, que buscan refugio y oportunidades en los Estados Unidos no deben sufrir detenciones indefinidas en instalaciones vigiladas mientras esperan el día para ir al tribunal y una audiencia justa sobre su caso de inmigración. Esto nunca debería suceder, pero es especialmente importante durante una pandemia mundial cuando los ámbitos con congregación de personas han demostrado ser particularmente vulnerables al peligroso y extremadamente contagioso virus COVID-19. Todas las personas, independientemente de su nacionalidad o situación migratoria, merecen dignidad, libertad y seguridad.

En enero de 2016, la Administración Wolf revocó la licencia del Centro Residencial del condado de Berks para operar como centro residencial para niños. El condado de Berks, que opera el centro bajo un contrato con el gobierno federal, apeló la revocación y la institución tiene el permiso legal para funcionar mientras su apelación está pendiente. El Departamento de Servicios Humanos ha seguido realizando visitas de supervisión periódicas y no programadas mientras el centro funciona durante el proceso de apelación. La Administración Wolf sugirió varios usos alternativos del centro, pero los funcionarios del condado de Berks no estaban dispuestos a considerarlos y decidieron continuar el contrato con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas para operar el centro de detención.

La Administración Wolf colaborará con funcionarios federales y del condado de Berks con el fin de garantizar la liberación segura de las personas bajo custodia y proporcionar la asistencia necesaria. Esperamos que esta orden marque el comienzo del fin de la detención familiar en los Estados Unidos.

View this information in English.

SHARE Email Facebook Twitter

Sign up for Governor Wolf's newsletter.

Sign up for Governor Wolf's newsletter.