La Administración Wolf otorga $9.6 millones en subvenciones para ayudar al sistema de alimentos de caridad

May 21, 2020

Los fondos del Departamento de Protección Ambiental (DEP, por sus siglas en inglés) se destinarán a 145 proyectos para ayudar a evitar el hambre y el desperdicio de alimentos

La Administración Wolf otorgará más de $9 millones a entidades sin fines de lucro cuyos proyectos están destinados a combatir el hambre y evitar el desperdicio de alimentos. Los fondos provienen del programa ampliado de subvenciones para infraestructuras destinadas a la recuperación de alimentos anunciado en abril.

Las subvenciones permitirán que los bancos de alimentos, refugios y comedores de beneficencia cubran los costos de las compras de equipos necesarios para preparar, transportar y almacenar alimentos adquiridos a minoristas, mayoristas, agricultores, procesadores de alimentos y cooperativas. Algunos ejemplos de los equipos admitidos que recibirán fondos incluyen camiones de caja refrigerada o no refrigerada, refrigeradores de tamaño industrial, elevadores de pallets y/o carritos (dollies). También se permitió la asistencia para los costos de instalación y envío.

El aumento de la demanda en el sistema de alimentos de caridad relacionado con la COVID-19 ha demostrado la necesidad inmediata de contar con recursos para disponer de espacio adicional de almacenamiento en frío y más flexibilidad y cambios a este programa de subvenciones. Los cambios realizados en abril impulsaron las alianzas entre organizaciones sin fines de lucro, como bancos de alimentos y granjas, procesadores y cooperativas que continúan enfrentando desafíos dentro de la cadena de suministro de alimentos producto de la emergencia por la COVID-19.

“Muchas personas en todo el estado sienten la tensión de perder empleos u otros ingresos a causa de la crisis por la COVID-19. Este programa ayudará a proporcionar una red de seguridad con el fin de garantizar que nuestros conciudadanos de Pennsylvania no padezcan hambre”, dijo el Gobernador Tom Wolf. “Este programa también ayuda a garantizar que nuestros agricultores no lleguen a estar en una situación en la que tengan que desperdiciar los alimentos y los lácteos producidos en sus granjas debido a los trastornos del mercado”.

“Nuestra meta al expandir las subvenciones para infraestructuras destinadas a la recuperación de alimentos fue llevar dinero rápidamente a las personas que más podían hacer para ayudar, y las organizaciones de caridad de Pennsylvania respondieron”, dijo el Secretario del Departamento de Protección Ambiental Patrick McDonnell. “Estas subvenciones ayudarán a garantizar la seguridad alimentaria a nuestros residentes que la necesitan”.

“Estas entidades beneficiarias han demostrado su compromiso de alimentar a los residentes de Pennsylvania y al mismo tiempo apoyar a la agricultura”, dijo el Secretario de Agricultura Russell Redding. “Este programa de subvenciones es nuestra trifecta ya que todos ganan en nuestro estado: permite a los bancos de alimentos almacenar los productos frescos y los productos lácteos y proporcionarlos a los necesitados, eliminar el desperdicio de alimentos y evitar pérdidas para nuestros agricultores que trabajan arduamente y que han tenido que lidiar con tanta incertidumbre”.

Los beneficiarios de los 145 subsidios incluyen bancos de alimentos, comedores de beneficencia e iglesias de todo el estado.

Encuentre la lista completa de beneficiarios aquí.

En base a la encuesta más reciente realizada a principios de mayo, los miembros de los bancos de alimentos de Feeding Pennsylvania informan un aumento promedio de la demanda del 55% con respecto a lo que veían hace un año. Los alimentos no utilizados o no vendidos terminan en vertederos, donde pueden biodegradarse y liberar gases de efecto invernadero como el metano. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) estima que en 2015 (el último año en que la información estuvo disponible), más de 30 millones de toneladas de desperdicio de alimentos se depositaron en vertederos en toda la nación.

Este fondo se puso a disposición de las organizaciones sin fines de lucro de Pennsylvania en relación con la asistencia mediante subvenciones para la gestión y operación adecuadas de la reducción del desperdicio de alimentos de conformidad con la Ley Municipal de Planificación, Reciclaje y Reducción de Residuos de Pennsylvania de 1988, Ley 101.

View this information in English.

SHARE Email Facebook Twitter