Sin una solución del Congreso a la vista, Pennsylvania solicita fondos federales de asistencia para salarios perdidos

August 21, 2020

El Gobernador Tom Wolf ordenó al Departamento de Trabajo e Industria (L&I, por sus siglas en inglés) que presente hoy una solicitud para los fondos temporales de la subvención de Asistencia de Salarios Perdidos del Presidente Trump para proporcionar $300 adicionales por semana en pagos suplementarios a algunos residentes de Pennsylvania que reciben beneficios de desempleo.

“Al no poner primero a los estadounidenses sin trabajo y al extender el beneficio federal adicional de $600 por semana que terminó en julio, los republicanos del Congreso nos obligan a solicitar estos fondos”, dijo el Gobernador Wolf. “El complicado programa a corto plazo del presidente, que probablemente solo proporcionará pagos durante cinco o seis semanas, pagará a quienes sean elegibles solo la mitad de lo que era antes y hará que 30,000 residentes de Pennsylvania no sean elegibles para seguir recibiendo un beneficio semanal adicional.

“Todavía hay tiempo para que los republicanos del Congreso aprueben una solución buena y práctica que simplemente extienda el beneficio semanal adicional, y los insto a actuar ahora. Como he dicho antes y seguiré diciendo, los $600 adicionales por semana fueron el sustento que las familias de Pennsylvania necesitaban para sobrevivir. Se merecen algo mejor”.

La semana pasada, el Gobernador envió una carta a la delegación del Congreso de Pennsylvania reafirmando su apoyo a una extensión del programa de Compensación por desempleo pandémico federal (FPUC, por sus siglas en inglés). Dado que los republicanos del Senado no aprobaron un proyecto de ley que continuaba con la FPUC, el Presidente Trump el 8 de agosto autorizó el plan de Asistencia de Salarios Perdidos.

El plan del presidente no es un verdadero programa de seguro de desempleo y, en cambio, está financiado por $44 mil millones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que está destinado a la ayuda en caso de tormentas. Debido a esta distinción tan importante, los pagos a los trabajadores elegibles se retrasarán mientras los estados, incluido Pennsylvania, crean un nuevo sistema informático.

Si se aprueba, L&I utilizará esta subvención para proporcionar $300 adicionales por semana en pagos de asistencia a las personas que reciben beneficios de compensación por desempleo debido a los impactos relacionados con COVID-19.

Con el fin de calificar para los $300 adicionales, las personas elegibles deben recibir al menos $100 por semana en Compensación por Desempleo (UC, por sus siglas en inglés) regular; Compensación por Desempleo de Emergencia por Pandemia (PEUC, por sus siglas en inglés); Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés); Beneficios extendidos (EB, por sus siglas en inglés); Compensación a corto plazo (STC, por sus siglas en inglés) o trabajo compartido; y el Subsidio de reajuste comercial (TRA, por sus siglas en inglés) y deben autocertificar que están desempleados o parcialmente desempleados debido a las interrupciones causadas por COVID-19.

Los pagos se realizarán a los reclamantes elegibles retroactivamente a partir del 1 de agosto de 2020. El pago podría finalizar en cuestión de semanas si se agotan los fondos de FEMA o si el gobierno federal promulga una nueva ley o extiende la FPUC para reemplazar el pago de Asistencia de Salarios Perdidos. Terminará a más tardar el 27 de diciembre de 2020.

El programa FPUC, financiado en su totalidad por el gobierno federal, finalizo el 25 de julio. La Cámara de Representantes de EE. UU. voto a favor de continuar con el beneficio, pero el Senado aún no ha aprobado su extensión.

View this information in English.

SHARE Email Facebook Twitter